Síguenos en...
¿Buscas actividades de aventura? Pincha en River Guru

Cuidado y mantenimiento de un traje seco

Cuidado y mantenimiento de un traje seco

CUIDADO DEL TRAJE SECO

El traje seco es una pieza fundamental para el rescate en aguas rápidas y para la práctica de deportes acuáticos en aguas bravas. Es probablemente la pieza del EPI más cara, pero no por ella debe ser la menos duradera.

Con multitud de tejidos, metales, plásticos y gomas, estas maravillas tecnológicas han recorrido un largo camino desde los días de los monos de neopreno.

Después de alargar la vida de muchos trajes secos que todavía conservamos reparaciones, vamos a intentar dar unos cuantos consejos para mantener nuestra joya en pleno estado.

 

 
USO Y CUIDADO

CALCETINES

Una de las primeras cosas que se estropean en los trajes secos son los pies. En las playas fluviales hay muchas piedrecitas afiladas y cristales rotos que tienden a agujerear los calcetines.

Cuando te pongas el traje seco, procura estar encima de alguna superficie libre de suciedad mientras te pones y te quitas el traje.

Muchos kayakistas llevan alfombrilla en su bolsa de equipo específicamente para ponerse de pie mientras se cambian, podemos también usar la alfombrilla del coche, una esterilla de camping o de yoga.

Los calcetines de látex pueden ser muy resistentes en los pies descalzos. Tener un calcetín en el pie o aplicar un poco de talco para bebés en el interior de las juntas asegurará que tus extremidades se deslicen sin estirar de las juntas. Hemos tenido gente que ha reventado los calcetines sólo probándose los trajes secos.

Utiliza un calcetín de neopreno ligero sobre el calcetín del traje seco en el interior de sus botas. Esto ayudará a evitar que la arena y la arenilla se introduzcan entre el calcetín del traje seco y la bota. Cuando la arena se mete ahí, puede actuar como papel de lija, desgastando rápidamente los calcetines.  

CONSEJO: Utiliza una bota o zapato de una talla superior a la normal para permitir un calcetín de neopreno extra

 

CUELLO DE LÁTEX

Los cuellos nuevos  pueden ser muy incómodos hasta que se estiran, pero no se recomienda recortarlo. En absoluto. No lo hagas. De verdad.

En su lugar, intenta estirar la junta sobre una olla o un balón durante toda la noche, o más tiempo. De esta manera cederá un poco y podrás ponértelo más fácilmente. Piensa que si el cuello te viene muy justo, después de cederlo te quedará bien, siempre debe apretar un poco ya que es un lugar donde el sellado depende de lo ceñido que vaya. Si se te hincha la vena y se te pone la cabeza muy roja, debes aflojar un poco el látex por la noche.

Ahora, una vez que hayas conseguido ese ajuste perfecto, tienes que tratar el látex con respeto.  Ayudar estirando el cuello mientras nos ponemos el traje ayuda a liberar tensión sobre las juntas.

CONSEJO: Ten en cuenta que los relojes, los anillos, las uñas afiladas, los rayos UV, el repelente para insectos y el calor pueden dañar el látex

Lo interesante es mantener el látex elástico, y ajustable. Para ello se puede hidratar con productos específicos fabricados para el cuidado del latex, secarlo bien antes de guardarlo, evitar la luz del sol en el secado, y si es posible untar un poco de polvos de talco para facilitar el paso de la cabeza.

 

CREMALLERAS

Ya sean de metal o de plástico, las cremalleras se benefician de una lubricación periódica. Hay muchos productos en el mercado, como el limpiador y lubricante de cremalleras ZIP OIL.

Aunque todos los productos funcionan muy bien, hay algún truco que puede servir, tipo el cacao para los labios o parafinas blandas. En entornos que no son arenosos, la vaselina funciona muy bien. En un entorno arenoso, la vaselina sólo obstruirá la cremallera con pasta arenosa.

CONSEJO: Las cremalleras metálicas no suelen dar problemas, pero el núcleo de la cremallera puede romperse cerca del extremo de la cremallera si no está completamente abierta antes de que el usuario intente salir del traje.

 

TEJIDO Y TELA

Limpiar el traje no es sólo algo que evita la propagación de parásitos invasivos como la enfermedad de Whirling. También prolongará la vida de su traje. Aclara tu traje por fuera para limpiar cualquier suciedad o efluvio, así como aclara el interior para eliminar el sudor y la grasa de tu piel.

Aprovecha este momento para inspeccionar las juntas y cremalleras.

Para una limpieza más a fondo, no uses detergentes para ropa o los jabones fuertes. En su lugar, busca productos como Nikwax Tech Wash. Muchos fabricantes recomiendan encarecidamente el lavado a mano en lugar del lavado a máquina, que puede dañar las cremalleras y las juntas.

 


ALMACENAMIENTO Y TRANSPORTE

Ya sea en una bolsa o en una percha de alta resistencia, el almacenamiento de nuestro traje cuando no lo llevamos puesto, puede ser el el momento en el que más se estropee, especialmente si pasa más tiempo guardado que usado.

Al guardar el traje, es fundamental tener cuidado de no doblar o dañar la cremallera. El látex o el tejido pueden sustituirse y repararse, pero no vale la pena arreglar una cremallera rota.

Mantén el traje alejado del sol siempre que sea posible, y si tienes que doblarlo, ten cuidado de no doblar la cremallera ni apilar objetos pesados sobre el traje.

CONSEJO: Tanto si llevas puesto el traje como si lo guardas, las cremalleras deben estar completamente abiertas o cerradas.

 

 

Articulo basado en Drysuit Care & Feeding de Raven Rescue

Publicado
el 02-09-2021
compartelo...
Últimas noticias
Embarcación de rescate Water Rescue Systems, Trineo de rescate para emergencias y rescates en inundacionesleer más
Nueva distribución de materiales de rescate en aguas rápidas e inundaciones en españa. La marca internacional WRS distribuirá su material de rescate para inundaciones de la mano de Gurushopleer más
Como cuidar y hacer el mantenimiento de tu traje seco para hacerlo durar más tiempo. leer más
PÁGINA DE FACEBOOK

Nuestras marcas:

RIVER GURU Group:

Con la tecnología de