Síguenos en...
¿Buscas actividades de aventura? Pincha en River Guru

TÉCNICAS AVANZADAS DE RESCATE CON KAYAKS: Asistiendo a un nadador

TÉCNICAS AVANZADAS DE RESCATE CON KAYAKS: Asistiendo a un nadador

Rescate en Aguas Bravas

Navegar en kayak con un amigo es siempre una buena idea. Cada uno puede ayudar al otro en caso necesario. Pero, ¿Sabemos cómo ayudar a un compañero? No es la primera vez que se ve a un kayakista pedir que suelte la manilla de su kayak en aguas bravas antes de entrar en un rápido. ¿Por qué sucede esto? ¿Cómo podría ayudar a mi amigo? y sobre todo, ¿Cómo podría colaborar mi amigo en su rescate en aguas bravas?

Conceptos Básicos de Rescate

Hoy tratamos de resolver algunas de esas dudas. Pero antes, debemos estar familiarizados con aspectos más fundamentales, como nadar con tu kayak. Si no conoces esta realidad, recomiendo que leas nuestro artículo cómo salir del kayak para nadar. También puede ser interesante el artículo de cómo hacer un auto-rescate con kayak en aguas bravas.

FASE 1: El Kayakista Vuelca y Nada

¿Mi compañero necesita ser asistido o simplemente le vendría bien orientarse?

Cuando una persona sale del kayak para nadar, es muy probable que antes de tomar esta decisión, haya peleado por salvar la situación. Eso significa que, habrá estado, valorando la situación bajo estrés, haciendo fuertes apoyos, varios eskimotajes, con la consecuencia de estar boca abajo y respirar en función de las posibilidades. Un desgaste físico y moral importante. Todos estos factores hacen que el palista salga del kayak cansado y un poco desorientado. Eso no significa que no se pueda valer por sí mismo, pero igual necesita cierta ayuda para orientarse.

Orientar a un nadador a la orilla más adecuada puede solucionar muchos problemas posteriores. Cuando vemos a un compañero en apuros, rápidamente debemos analizar qué puede suceder en caso de que nade, y para este supuesto, debemos seguir analizando cómo solucionaríamos mejor esa potencial nadada. Si somos capaces de analizar eso de forma rápida, realmente estaremos ofreciendo una ayuda muy interesante.

FASE 2: La Corriente se Lleva al Nadador - Análisis desde el Kayak

Normalmente la gente vuelca y nada en los rápidos más difíciles, y salvo excepciones, descender por un rápido sin embarcación acuática es exponerse mucho más a los peligros y por eso deben saltar todas las alarmas. Pero la pregunta es, si no tengo el nivel suficiente para remolcarlo...

¿Qué puedo hacer? Puedes hacer muchas cosas.

  • Cuéntale lo que viene río abajo. El nadador tiene una visión a ras de agua que no le permite leer las corrientes.
  • Dile el tiempo que le queda para nadar, así puede calcular sus fuerzas para optimizar la nadada.
  • Analiza si hay peligros e indica a tu compañero el camino más limpio. Nunca señales los peligros ya que una confusión puede llevar a tu compañero hasta el peligro.
  • Recuérdale que moverse por la superficie sin hundir los pies es la forma más segura de nadar en un río.
  • Puedes visualizar el material para ver si está aguas abajo o aguas arriba de tu posición. Recoger el material también ayudará a salir del río navegando.

Si en este caso soy el nadador y se me lleva la corriente, ¿qué puedo hacer?

Mantente en la superficie. El agua en sí, pocas veces conlleva problemas si se viste adecuadamente un chaleco de flotación y ropa térmica. El problema viene de engancharse con algo y sufrir la fuerza del agua. El movimiento incesable del agua acaba cansando a cualquier palista y agotando sus fuerzas. Por ello hay que centrarse en evitar enganchones o atrapamientos. Para ello hay que centrarse en viajar por la superficie, sobre todo focalizando en los pies.

Visualizar un objetivo amplio (una orilla o una contracorriente). No interesa hacer un esfuerzo grande para luego no llegar al objetivo, perderíamos mucha energía. Trazaremos una trayectoria diagonal y evaluamos cada poco cómo está yendo el camino. Si vamos más lentos de lo esperado, cambiamos el destino, si hay nuevos peligros antes no identificados, revaluamos la situación y reconducimos la trayectoria.

Una vez en la orilla, buscamos un lugar con visibilidad para comunicarnos con nuestros compañeros. Un vistazo rápido al río puede darnos pistas sobre dónde se encuentra el kayak y la pala.

FASE 3: El Posicionamiento del Kayakista con Respecto al Nadador

¿Cómo y dónde me posiciono para ayudar a mi compañero?

Estar aguas abajo del compañero te asegura que el compañero no va a ir más lejos de lo que te encuentras. De alguna manera, ir aguas abajo del compañero es tenerlo controlado. Pero puede ser que tu compañero se atasque en un tronco o en una roca, y en ese caso tú te irías río abajo, dejando a tu compañero en medio del río. Ayudarle en esta situación implicaría salir a la orilla y remontar hasta su posición.

Estar aguas arriba del compañero te da una buena visibilidad de él. Si se hunde o si tiene algún enganchón, puedes ver cómo ha sucedido y podrías tener la opción de parar para ayudarlo. Rara vez un nadador va a correr más que un kayakista por el agua (sin embargo un nadador sí puede correr más que un raft). El problema que puede tener este posicionamiento es que el nadador se hunda y al salir sea golpeado por la proa de tu kayak. Es algo fácilmente solucionable, ya que con una buena lectura de río, podríamos llegar a deducir la trayectoria de un cuerpo que se hunde y reflota. El problema viene que estando detrás del compañero no vas a poder ayudar en su rescate, y en algún momento deberás acercarte si es necesario un remolque.

El mejor posicionamiento por tanto es aquel que combina la persecución desde atrás, y la espera desde adelante para ir cerca de tu compañero. Arriesgando a golpear a tu compañero pero ayudándolo a flotar y llevar el mejor camino.

¿Qué pasa si el nadador quiere agarrar mi kayak para flotar?

Si es necesario que el nadador se agarre a tu kayak, tómate este momento como una ayuda a la flotación. No salgas inmediatamente a arrastrar al nadador, acabará por soltarse. Déjale respirar, dale seguridad y cuando veas una opción sencilla traza una diagonal hacia la orilla. Pretender llevar a una persona exhausta a la orilla no va a funcionar. Viajar en la popa de un kayak requiere atención y equilibrio. Si el nadador está fundido, se acabará cayendo y separando de ti. Acompáñalo, haz que flote, que se recupere, cuéntale que en breve vais a salir hacia la orilla, y cuando esté listo, navegáis.

Puede que estas indicaciones sean muy complejas para ti. En ese caso te recomendamos que practiques esto con profesionales. Busca alguien de tu club para que te enseñe, y si no lo ves claro trabaja con profesionales. Hacer un curso de seguridad y rescate aporta muchos beneficios que agradecerás.

¿Cómo y dónde me posiciono para ser ayudado por mi compañero?

Como nadador estamos un poco más limitados a la hora de movernos. Pero sí es cierto que cuando se nos acerca un kayak, y queremos usarlo como flotador para tomar un respiro, contamos con diferentes maneras de aproximarnos.

  • POR EL LATERAL: Si nos acercamos por el lateral del kayak, solamente podemos agarrar su cintura, desestabilizando al kayakista. No agarres la anilla de su cubrebañeras, no te subas a la bañera por el lateral, es muy fácil cambiarse a la popa.
  • POR LA POPA: Es preferible acercarse por la popa y subir una pequeña parte del pecho en la popa. Importante colaborar con el equilibrio para evitar vuelcos. Si te escurres por un lateral, afloja la sujeción, colócate de nuevo en popa y sube en equilibrio. Si peleas para no caerte por un lateral, estarás forzando a tu rescatador.
  • POR LA PROA: Solo válido para ríos con mucho caudal y profundidad. En España esto prácticamente no se usa por no haber ríos de ese tipo, pero en Asia, África y América, hay muchos ríos donde uno puede agarrar la punta del kayak, abrazar con las piernas la bañera y ser empujado por nuestro kayakista salvador. El problema viene si el kayakista enviste una piedra y nosotros estamos en medio. Por ello es una técnica muy poco usada en la península.

FASE 4: Recuperación del Material Acuático

El material siempre debe ser una cuestión secundaria. Es cierto que en algunos lugares, quedarse sin pala o sin kayak puede alargar mucho la jornada y complicar el descenso, pero la recuperación del material no debe entrañar nuevos peligros. Seguir el material por un río desconocido sin reparar en lo que viene, puede ser peligroso.

Si hay varios kayakistas, lo ideal es separarse, yendo el más experimentado a colaborar con la víctima y el siguiente más experimentado a por el kayak y el siguiente a por la pala. El menos experimentado debe pararse en un lugar seguro y garantizar que no hay más incidentes.

Sacar un kayak a la orilla no es tarea fácil. Veamos algunas técnicas:

  • A EMPUJONES: Se puede sacar a empujones, metiendo la punta de nuestro kayak en la bañera del kayak flotante y empujar hacia la orilla. También se puede empujar con la mano o con nuestra pala para desplazarla poco a poco a la orilla. Es la manera más segura para el kayakista pero requiere de mucha habilidad y unos cuantos metros hasta sacarla a la orilla. Si el río no tiene muchas contracorrientes, será difícil sacarlo.
  • USANDO EL CABO DE ANCLAJE O LA COLA DE VACA: Los llamados chalecos arnés cuentan con un punto de anclaje para rescates. En ocasiones, partiendo de ese punto, sale una cinta plana de 0,5 m aprox que acaba en un mosquetón. A eso lo llamamos cola de vaca o cabo de anclaje. Se usa para anclarnos a una cuerda. Todos los chalecos que tienen este sistema, cuentan también con un sistema de suelta rápida. La suelta rápida es útil para liberarse de aquello a lo que nos hemos atado. Este sistema puede usarse también para arrastrar material. Podemos anclar el mosquetón al asa de proa, o a la de popa y tirar de la piragua hasta la orilla. El problema viene cuando hay un atascón con un obstáculo. Podría ser que nuestro kayak pase por un lado y el kayak que arrastramos pase por el otro. Quedaríamos atascados en la piedra mientras sufrimos la fuerza del agua. En esta situación debemos confiar en la suelta rápida, activaríamos la suelta, soltándonos del kayak, para liberarnos del atrapamiento en la roca. Confiando en que no hay nuevas sorpresas, esperaremos para rescatar el kayak de nuestro compañero.
  • Este tipo de rescate sirve también para rescatar remos.
  • ADELANTÁNDOME MUCHO CON EL KAYAK Y SALIENDO EN SU BUSCA: Se trata de avanzar río abajo sin preocuparnos por qué le pasa al kayak. Si podemos actualizamos su posición ocasionalmente. Avanzamos hasta encontrar un punto donde por la hidrología, nos induzca a pensar que podemos salir del kayak y adivinar la trayectoria del kayak a la deriva. Esto puede ser el exterior de una curva, una contracorriente muy marcada, una zona con aguas poco profundas, etc. Esta técnica puede no siempre ser útil, pero si la combinamos con la de sacar el kayak a empujones, funciona perfectamente. Un kayakista empuja el kayak hacia la orilla y el otro se adelanta para salir del kayak y agarrarlo desde la orilla.
Publicado
el 05-03-2024
compartelo...
Últimas noticias
Comparación entre los kayaks de drago rossi DR9 DRX y DRS. Kayaks para creek y aguas bravas disponibles en RIVER GURU Shop en Murillo de Gallegoleer más
técnicas de rescate con kayak en aguas bravas. Ayudar a un compañero que sale del kayak para nadar. Que hacer cuando un compañero abandona su kayakleer más
Tecnicas de seguridad y rescate para kayak: Como hacer el auto rescate con un kayak en aguas bravas. Sal solo del agua a la orilla tras un vuelco. leer más
PÁGINA DE FACEBOOK

Nuestras marcas:

RIVER GURU Group:

Con la tecnología de